esenfrde
TLF: 971 267 660 EMAIL: info@farmaciaonlinemarimon.es
Identificarse

Registrar



Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

BLOG Temas del blog

BLOG Suscribirme al blog

BLOG Comentarios

Sin comentarios todavía.

Blog Farmacia Marimón

Consejos de salud.
Farmacia Marimón

¿Te preocupa el colesterol tras la vuelta del verano? Reduce el consumo de hidratos de carbono, no el de grasas

Si estás leyendo estas líneas, seguramente sea porque tus niveles de colesterol no andan demasiado bien y tu verano ha resultado ser más disfrutón de lo que esperabas. Así que has tirado de hemeroteca para ver cuales fueron los consejos dietéticos que te dieron para mantener a raya los niveles de colesterol; estos eran así como que debías reducir el consumo de grasas animales, huevos, lácteos enteros y pasarte a los desnatados. ¡¡Meeeeeec, error!!

Este tipo de consejos viejunos junto con una lista de alimentos prohibidos o limitados son hasta ahora la tónica habitual de las consultas, pero gracias a los últimos estudios, cada vez se empieza a ver una mayor relación entre niveles altos de colesterol y consumo de azúcares simples.

Una de las lipoproteínas que forman parte del colesterol y que tiene una gran relevancia en el riesgo cardiovascular es el colesterol HDL (c-HDL). El colesterol HDL se conoce como colesterol sanguíneo "bueno", y funciona como un vehículo en la sangre para eliminar los desechos de colesterol del cuerpo a través del hígado. Otra lipoproteina que juega un papel importante en la salud cardiovascular es el colesterol LDL. Se conoce como colesterol sanguíneo "malo", su función es llevar el colesterol a las células de todo el cuerpo y puede depositarse como "placa" en las paredes de las arterias (ateroesclerosis).

Ahora, sabiendo el papel tan importante que juega el c-HDL, debemos de procurar mantener los niveles de este lo más elevado posible. A mayor nivel de c-HDL menor riesgo cardiovascular. Si tus niveles de colesterol total son de 290mg/dl, algo que supera los 200mg/dl recomendados, pero tus niveles de c-HDL son de 75mg/dl la relación colesterol total/c-Hdl es de 3,86; un riesgo cardiovascular bajo (ver tabla)

.TABLA ÍNDICE ATEROGENICIDAD.png

Por tanto, se han realizado estudios para ver en que manera la alimentación puede influenciar en los niveles c-HDL, como en un reciente estudio1 con 6627 sujetos. En este, se observaron los niveles de c-HDL durante 12 años encontrándose una estrecha relación entre niveles bajos de c-HDL y el consumo de hidratos de carbono. Existe una correlación dosis respuesta, a cuanto mayor consumo de hidratos de carbono y menor consumo de grasas, menores niveles de c-HDL. Esto supone que el consumo elevado de hidratos de carbono aumenta el riesgo cardiovascular.

La tónica habitual de los últimos estudios2,3, nos indican que cada vez tiene un menor sentido recomendar a los pacientes que sufren de dislipemia una reducción de la ingesta de grasas, sino que debe de revisarse cuál es el consumo de hidratos de carbono y azúcares simples del paciente. Además se demuestra que el consumo de lácteos enteros no repercute en un peor control de los niveles de colesterol.

Estos resultados se pueden explicar gracias a los potenciales mecanismos de acción de los ácidos grasos4. Grasas naturalmente presentes como por ejemplo en los lácteos. Uno es el ácido butírico, que evidencia una capacidad para regular a la baja las vías lipogénicas. Es decir, tiene la capacidad de disminuir la síntesis de colesterol.

El ácido caprílico, presente en el aceite de coco, leche de distintos mamíferos y grasas animales, reduce la secreción de apolipoproteina β, un componente de las partículas del colesterol de baja densidad; reduce la síntesis de colesterol VLDL e inhibe la actividad de la enzima ácido graso sintasa (FAS), clave en la síntesis de colesterol; bajando los niveles de colesterol total y triglicéridos.

Otro ácido graso que tiene una actividad cardioprotectora es el láurico, una grasa saturada (3 vasos de leche entera aportan unos 800mg). El ácido láurico disminuye las expresiones de la desintegrina A, metaloproteinasa y ADAMTS 1, 4 y 5; ezimas claves en la formación y estabilidad de placas de ateroma causantes de arteroesclerosis.

El ácido graso esteárico también ha demostrado sus efectos positivos sobre los niveles de colesterol. Lo podemos encontrar en la mantequilla, manteca de cacao, aceite de oliva, de coco, en la grasa del salmón o en la grasa de vacuno. Este ácido graso modifica la composición de los ácidos biliares, disminuyendo la absorción de colesterol.

Por estas razones de peso, basadas en la evidencia científica, si no consigues regular tus niveles de colesterol pégale un vistazo a tu alimentación. Esta no debe ser una dieta muy baja en grasas, tiene que ser rica en aceite de oliva virgen extra, pescados azules, carne de cualquier tipo, frutos secos, lácteos enteros y quesos si lo deseas. Pero ten ojo con los hidratos de carbono ¿Cuánto pan, galletas saladas o dulces, bollería, pasta o arroz, refrescos estas tomando? Cambia todo eso por cereales integrales, aumenta el consumo de frutas y hortalizas y también de legumbres.

Ahora bien, no vayamos a malinterpretar este artículo. Que no se deba de seguir una dieta baja en grasa para tener un menor riesgo cardiovascular no quiere decir que ahora tengamos que bañarnos en manteca de cerdo. Todos los estudios en los que se ha visto lo beneficioso que resulta seguir una dieta rica en grasas esta, no supera la cantidad recomendada de entre un 30-35% de la ingesta energética total.

Pedro Marimón Cladera
Lic. en Farmacia
Gdo en Nutrición Humana y dietética
nºCol:IB00130
Nutricionista en Marimontcuida

BIBLIOGRAFÍA

  1. Lee, H. and An, H., 2020. The Effect of High Carbohydrate-to-fat Intake Ratios on Hypo-HDL-cholesterolemia Risk and HDL-cholesterol Levels over a 12-year Follow-up. Scientific Reports, 10(1).
  2. Balaji, B., Dehghan, M., Mente, A., Rangarajan, S., Sheridan, P., Mohan, V., Iqbal, R., Gupta, R., Lear, S., Viljoen, E., Avezum, A., Lopez-Jaramillo, P., Mony, P., Varma, R., Kumar, R., Chifamba, J., Alhabib, K., Mohammadifard, N., Oguz, A., Lanas, F., Rozanska, D., Bengtsson, K., Yusoff, K., Tsolkile, L., Dans, A., Yusufali, A., Orlandini, A., Poirier, P., Khatib, R., Hu, B., Wei, L., Yin, L., Deeraili, A., Yeates, K., Yusuf, R., Ismail, N., Mozaffarian, D., Teo, K., Anand, S. and Yusuf, S., 2019. Association of Dairy Consumption with Metabolic Syndrome, Hypertension and Diabetes in 147,812 Individuals from 21 Countries. SSRN Electronic Journal.
  3. O'Sullivan, T., Schmidt, K. and Kratz, M., 2020. Whole-Fat or Reduced-Fat Dairy Product Intake, Adiposity, and Cardiometabolic Health in Children: A Systematic Review. Advances in Nutrition, 11(4), pp.928-950.
  4. Unger, Torres-Gonzalez and Kraft, 2019. Dairy Fat Consumption and the Risk of Metabolic Syndrome: An Examination of the Saturated Fatty Acids in Dairy. Nutrients, 11(9), p.2200.
Continuar leyendo
0
Farmacia Marimón

Si tu propósito del 2020 es perder peso, continúa leyendo

Uno de los propósitos más populares a principios de año es el de perder peso y adelgazar, algo tan complicado y difícil como volver a ir al gym por el que pagas todos los meses y dónde ni te conocen.
Como suele pasar después de las navidades tomamos consciencia de que debemos colocar la hebilla del cinturón en unos agujeros dónde se nos acomode mejor la panza que hemos adquirido y nos ponemos a buscar soluciones, pero ojo no todo vale!!!

En primer lugar, huye de charlatanes y dietas milagro ¿cómo identificar eso? Muy fácil. Si te prometen que perderás peso rápidamente sin esfuerzo; si tienes que comprar unos potingues para comer; realizar absurdas restricciones sin fundamento de algunos alimentos y así un sinfín de mil idioteces. Escápate, sal corriendo!!

Seguir una buena alimentación no tiene porque significar renunciar al sabor y al placer de comer. Quiero decir con esto que, si te has sentido culpable por comerte el cochinillo, la sopa rellena, la ensaimada, el chocolate con churros, bombones, etc. No lo hagas, un servidor también ha pecado y eso no es sinónimo necesario de que vayas a engordar. Depende mucho más de tu regularidad.

Seguir una buena alimentación no te compromete a deber de hacerlo siempre bien el 100% de las veces que comes, sino de ser regular. Esta claro que si te has decidido a adelgazar tienes que tomártelo con filosofía y no querer perder 10kg para ayer. Para eso debes de acudir a profesionales cualificados ya sea un/a endocrino o un/a dietista-nutricionista, para que pueda diseñar un plan personalizado a tus gustos, horarios, costumbres y porque no, también caprichos. Eso si, todo basando en la evidencia científica.

Si has conseguido llegar hasta aquí y te has dado cuenta que perder peso no va a resultar una tarea ni tan simple ni tan fácil, como coger un listado y evitar ciertos alimentos y atiborrarte de algún jugo o sopa mágica, te queda la otra parte de la ecuación. Una vida activa.

Llegando ahora al hipotético punto de que tu alimentación hubiera mejorado hacia una alimentación saludable, que fuera cómoda de cumplir, sin sentir remordimientos por algún que otro pecadito y con las cantidades adecuadas, faltaría sudar la camiseta. Sin un nivel de actividad física adecuada, perder peso o incluso mantenerlo puede hacerse muy cuesta arriba. Al envejecer, por desgracia, nuestra masa muscular desciende y a su vez lo hace también la tasa metabólica. Así que de nada serviría reducir y reducir aún más la porción de la comida, eso solo causaría pasar hambre y penuria. Así que lo mejor es volver a ese gym en el que hace mucho no te ven el pelo y realizar ejercicios de fuerza. Estos serían tu mayor aliado a conseguir tu propósito de este año y a su vez que no tuvieras que volver a planteártelo. E igual como con la alimentación, de nada serviría empezar el año a tope acudiendo a entrenar todos los días para luego ir diluyéndose homeopáticamente. Entre 3-4 veces a la semana puede ser suficiente para mantener un buen estado de forma.

Resumiéndolo mucho, busca la ayuda adecuada para poder perder peso a tu ritmo y con tus propias necesidades, y si te preguntaran que te puntúes del 1 al 10 cuanto ejercicio crees que haces y no llegas ni al 3, átate bien las zapas y dale caña. No existe ninguna fórmula mágica ni alimento que te ayude a perder peso, todo eso son solo perogrulladas.

Pedro Marimón Cladera
Licenciado en Farmacia
Graduado en Nutrición Humana y Dietética
nºcol: IB00130
Nutricionista en Marimontcuida

Continuar leyendo
4
  209 Hits
  0 Comentarios
Farmacia Marimón

Desmontando la dieta cetogénica

Miénteme y dime que no has oído hablar de los maravillosos efectos que tiene la dieta cetogénica. Este tipo de dieta ha ido ganando mucha popularidad gracias a los supuestos beneficios que presenta en la pérdida de peso, diabetes, cáncer o muy recientemente en la mejora del rendimiento deportivo.

¿En qué consiste?

La verdad, es que no es ninguna invención moderna, la dieta cetogénica o Very Low Carbohydrate Ketogenic Diet (VLCKD) data de 1920 como tratamiento para la epilepsia refractaria. Pero ahora en nuestros días, se le esta dando otros usos. Este tipo de dieta, consiste en una muy baja ingesta de hidratos de carbono, 20-50 g/día 0 < 10% de la energía del total consumida y un aporte de proteínas de entre 1,2-2 g/kg/día con un muy alto contenido en grasas.

Con esta distribución de macronutrientes lo que se busca es la formación de cuerpos cetónicos, es decir, extraer energía a través de las reservas grasas de nuestro cuerpo y no metabolizando los hidratos de carbono que podemos ingerir con la alimentación.

Pérdida de peso y disminución de riesgo cardiovascular

Como se ha comentado al principio este tipo de dieta esta cogiendo mucho auge. Uno de sus recientes usos más populares es el de la pérdida de peso.
Vamos a ver que tan bien funciona para este menester:

• La dieta cetogénica no produce una pérdida de peso clínicamente importante al año en comparación con una dieta baja en grasas. La dieta cetogénica mejora los niveles de HDL-C y triglicéridos en comparación con una dieta baja en grasas; sin embargo, los niveles de LDL-C también aumentan.

• En cuanto a la presión arterial (PA), los resultados de 11 ensayos (n = 1298 participantes) no mostraron diferencias entre la VLCKD y la dieta baja en grasas para la PA sistólica, sin embargo, la VLCKD si produjo mayores reducciones de la PA diastólica que la dieta baja en grasas.

• Lípidos en sangre. Los resultados de 12 ensayos (n = 1258 pacientes) identificaron que la VLCKD en comparación con la dieta baja en grasas produjo mayores reducciones en los niveles de triglicéridos en suero y mayores incrementos tanto en HDL-C como en LDL-C.

• Para la sensibilidad a la insulina, no se reportaron significativos de la VLCKD en comparación con la dieta baja en grasas (n = 6 ensayos, 584 participantes). Del mismo modo, no se observaron efectos sobre la hemoglobina glicosilada (A1C) (n = 4 estudios, 319 pacientes).

Aumento de rendimiento en deportistas

La teoría nos dice que La β-oxidación de ácidos grasos (FA) y cuerpos cetónicos (KB) genera un suministro de energía mucho mayor que los carbohidratos. En total, se producen 108 ATP por 16 FA, en comparación con los 30-32 ATP por glucosa. La oxidación de los FA y KB no solo produce mayores cantidades de esta molécula bioenergética, sino que el ATP también se produce de manera más eficiente, lo que representa un sustrato diferencial a la glucosa para las células en un ambiente con poco oxígeno, como pudiera ser durante el ejercicio, mejorándose teóricamente el rendimiento en ciertos esfuerzos deportivos.

Puntos negativos de la Dieta Cetogénica

Ya hemos visto que a la hora de perder peso, la dieta cetogénica no nos ofrece ninguna ventaja significativa. Eso sí, según la teoría, en deportistas si podría tener utilidad, peeeero…

• Adaptación a una dieta cetogénica
A pesar del beneficio teorizado en el deportiste, se desconoce el tiempo de adaptación necesario a ella. Tampoco existen evidencias del impacto que puede suponer en el rendimiento del deportista. Las variaciones en la composición de macronutrientes de la dieta, el estado atlético previo a los estudios de los participantes, los controles de dieta, los tamaños de muestra pequeños en los estudios, la diferencia en los protocolos de entrenamiento y la medición inconsistente de los KB afectan la interpretación significativa de los resultados. Por lo que aún es demasiado pronto para asegurar que la dieta cetógenica aumente el rendimiento deportivo.

• Microbiota intestinal
Debido a la alta variabilidad de la microbiota, resulta muy difícil identificar cómo esta cambia a través de un patrón dietético específico. Pero en este caso, al tener un aporte tan bajo de hidratos, el aporte de pre y probióticos se ve comprometido. Según diferentes investigadores, puede ser útil suplementar la dieta con prebióticos como inulina, lactulosa, fructooligosacáridos (FOS) y galactooligosacáridos (GOS), aumentan las bifidobacterias. De esta manera se pueden prevenir cambios no deseados en la microbiota.

Las grasas modifican la microbiota y esta dieta tiene a toneladas. Así que, se debe asegurar consumir grasas de calidad y no grasas refinadas. Las grasas dietéticas de calidad afectan en gran medida la composición de la microbiota. Grasas poliinsaturadas y proteínas derivadas de vegetales pueden mantener la función intestinal normal.

Paralelamente también ocurre, que en este tipo de dietas al tener que consumir tan pocos hidratos de carbono se hace un uso muy grande de distintos tipos de edulcorantes acalóricos, como en bebidas, yogures, etc. Se debe recomendar evitar los edulcorantes artificiales, estos producen efectos negativos sobre la salud general, por la alteración de la microbiota.

• Hipercalciuria
El alto contenido en proteínas contribuya a la producción de la acidificación de la sangre. Ocurre por la oxidación de aminoácidos de azufre. Esta acidificación influye en el equilibrio entre la actividad osteoblástica y osteoclástica, aumentando la resorción ósea. Además, existe evidencia de que el aumento de la acidez de la sangre aumenta la excreción de calcio a través de los riñones.

Por el contrario, las dietas altas en proteínas son ricas en aminoácidos, necesarios para la salud ósea. Los aminoácidos juegan un papel importante en la estimulación de factores de crecimiento, incluido el IGF-1, que puede aumentar la actividad de los osteoblastos y, en consecuencia, aumentar la mineralización ósea.

Gracias a esto, se disminuye en gran medida el riesgo de fractura ósea, pero no nos salva de que debemos de garantizar la ingesta de nutrientes para una buena salud ósea. En dietas cetogénicas se suele recomiendan una ingesta reducida de lácteos, por lo que se deben de buscar otras opciones dietéticas para garantizar una ingesta adecuada de calcio y vitamina D.

Con este pequeño resumen, espero resolver alguna duda y que sirva para tener más conocimientos y criterio a la hora de escoger distintas estrategias, ya sea para perder peso o aumentar el rendimiento deportivo. Eso si, nunca te fíes de lo que leas intenta sacar siempre tus propias conclusiones.

Pedro Marimón Cladera
Licenciado en Farmacia
Graduado en Nutrición Humana y Dietética
nº col: IB00130
Nutricionista en MarimonTcuida

BIBLIOGRAFIA

1. Bueno NB, de Melo IS, de Oliveira SL, da Rocha Ataide T. Very-low-carbohydrate ketogenic diet v. low-fat diet for long-term weight loss: a meta-analysis of randomised controlled trials. Br J Nutr. 2013 Oct;110(7):1178-87. doi: 10.1017/S0007114513000548. Epub 2013 May 7. Abstract available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23651522
2. Gardner CD, Trepanowski JF, Del Gobbo LC, Hauser ME, Rigdon J, Ioannidis JPA, et al. Effect of low-fat vs low-carbohydrate diet on 12-month weight loss in overweight adults and the association with genotype pattern or insulin secretion: the DIETFITS randomized clinical trial. JAMA. 2018 Feb 20;319(7):667-79. doi: 10.1001/jama.2018.0245. Abstract available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29466592
3. Sumithran P, Proietto J. Ketogenic diets for weight loss: a review of their principles, safety and efficacy. Obes Res Clin Pract. 2008 Mar;2(1):I-II. doi: 10.1016/j.orcp.2007.11.003. Abstract available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24351673
4. Darling AL, Millward DJ, Torgerson DJ, Hewitt CE, Lanham-New SA. Dietary protein and bone health: a systematic review and meta-analysis. Am J Clin Nutr. 2009;90(6):1674-92. Abstract available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19889822
5. Santesso N, Akl EA, Bianchi M, Mente A, Mustafa R, Heels-Ansdell D, et al. Effects of higher- versus lower-protein diets on health outcomes: a systematic review and meta-analysis. Eur J Clin Nutr. 2012;66(7):780-8. Abstract available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22510792
6. Bilsborough SA, Crowe TC. Low-carbohydrate diets: what are the potential short- and long-term health implications? Asia Pac J Clin Nutr. 2003;12(4):396-404. Abstract available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14672862
7. Kaneko K, Masaki U, Aikyo M, Yabki K, Haga A, Matoba C, et al. Urinary calcium and calcium balance in young women affected by high protein diet of soy protein isolate and adding sulphur containing amino acids and/or potassium. J Nutr Sci Vitaminol 1990;36:105-16. Abstract available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2388095
8. Sherrier, M. and Li, H. (2019). The impact of keto-adaptation on exercise performance and the role of metabolic-regulating cytokines. The American Journal of Clinical Nutrition. Abstract available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31347659

Continuar leyendo
4
Etiquetas:
  1580 Hits
  0 Comentarios
Farmacia Marimón

Perder peso rápido ¿Algo que me ayude?

Antes de todo, aunque sea la antítesis total al título de estas líneas, hay que decir que la pérdida de peso se debe de tomar como una carrera de resistencia o larga distancia y no como un sprint. De esta manera se considera una pérdida de peso saludable, la disminución de hasta 1Kg de peso a la semana. Así que, si habías depositado todas tus esperanzas en algún anuncio que promete deshacerte de 15 kilazos de rolliza grasa de aquí al verano estamos bien “aviaos”.

Se recomienda no hacer restricciones calóricas de más de 1000 kcal/dia, porque además de poder pasar más hambre que un piojo en una peluca, cabe el riesgo de no estar aportando todos los nutrientes necesarios, aumentando el riesgo de deficiencias nutricionales, poniendo en riesgo la salud.

Esta afirmación se basa en que el tejido adiposo está compuesto por una mezcla de grasa (87%), algo de proteína y agua. Por tanto, 1kg de tejido adiposo contiene unos 870g de grasa y unas 7.830 kcal (870gx9kcal/g). Teniendo en cuenta estos cálculos, podemos considerar que el equivalente calórico de 1kg de tejido adiposo son unas 7.700kcal. Por ello, teóricamente se estima que 1kg de peso perdido (mezcla de grasa y masa libre de grasa) equivale a unas 7.000kcal. De ahí que se recomiende comer unas 1.000kcal/día menos para perder 1kg de peso en una semana.

Coadyuvantes para la pérdida de peso

Ahora bien, cada persona tiene sus necesidades. Existen casos en los que es necesario realizar grandes pérdidas de peso en el periodo más corto posible, como pueden ser personas con un gran sobrepeso a la espera de una intervención quirúrgica y no disponen de suficiente tiempo ya que de ello depende su supervivencia. O también puede darse el caso, en que el exceso de peso ya esta pasando factura en la salud y además el paciente no se esta adaptando a la intervención nutricional . En estos casos estaríamos hablando de personas con un IMC (Kg de peso/(altura en m)2) superior a 30kg/m2 y si estaría justificado el uso de algún coadyuvante en la pérdida de peso.

Orlistat

De los muchos fármacos que se han desarrollado para tratar la obesidad, la mayoría han sido ya retirados del mercado quedando solo algunos. Orlistat, es uno de ellos, aprobado para periodos prolongados de administración en pacientes con un IMC ≥ 30 kg/m2 y en pacientes con un IMC de 27–29.9 kg/m2 en presencia de cormobilidad relacionada con la obesidad, como la hipertensión o la hipercolesterolemia, entre otros factores.

Orlistat, es un inhibidor de la lipasa, bloquea la digestión y absorción de grasas hasta un tercio de la cantidad ingerida, provocando así un déficit energético de aproximadamente 300 kcal/día. Esto conlleva una pérdida de peso de 2–3 kg más, añadidos ya a los que se pueden ir perdiendo mediante la intervención nutricional. Se produce una mejor tolerancia a la glucosa y disminución de la presión arterial. Además, orlistat tiene efectos beneficiosos sobre la dislipidemia, independientes de la pérdida de peso. La única pega, es que como no sigas las indicaciones de tu dietista-nutricionista vas a conocer todos los lavabos disponibles a 1km a la redonda. Al consumir comidas altas en grasas (> 20 g grasa/comida) sufriremos fratulencia, incontinencia fecal, spotting oleoso (algo así como defecar aceite), premura para defecar, esteatorrea, y calambres abdominales.

Otros fármacos usados en la perdida de peso

Sibutramina

  • Modestamente eficaz.
  • Redución peso corporal pero no la presión arterial.
  • No se permite administrar la medicación durante más de 18 meses.
  • Inhibidor de la recaptación de la serotonina–noradrenalina que reduce el apetito. 
  • Efectos colaterales comunes: hipertensión y taquicardia.

Rimonabant

  • Modestamente eficaz, 5% redución de peso después de 1 año.
  • Bloqueador canabinoide selectivo del receptor CB1. El sistema canabinoide contribuye a regular la ingesta de alimentos, al equilibrio energético y al peso corporal.  . 
  • No ha sido aprobado por la FDA por sus efectos colaterales (incluyendo depresión, ansiedad, náuseas y diarrea, ideación suicida y suicidio).
  • En Europa está contraindicado en pacientes con depresión severa y/o en pacientes que reciben tratamiento con agentes antidepresivos.
  • No se recomienda su uso en pacientes con otras afecciones psiquiátricas no tratadas.
  • Administración durante un máximo de 2 años.

Otros medicamentos

  • Fluoxetina: Usado en pacientes obesos con apnea del sueño, atracones nocturnos, y bulimia.
  • Topiramato: Indicado en pacientes obesos con trastorno bipolar.
  • Bupropion: Adecuado para los pacientes obesos fumadores
  • Metformina: Recetado para pacientes obesos con diabetes, mujeres obesas con síndrome de ovario poliquístico, e individuos obesos tratados con antipsicóticos que producen resistencia a la insulina
  • Liraglutida: Al igual que la metformina se usa en acientes obesos con diabetes
  • Venlafaxina: para los atracones – ingestas compulsivas

Ahora bien, espero que quede bien claro que ahora no se te ocurra ir a la farmacia y pedir cualquiera de estos medicamentos. Todos estan sujertos a prescripción médica y solo deben de usarse en los casos indicados. Asi que como decía al principio lo que debemos de hacer para lograr una pérdidad de peso saludable es basarse en tres grandes principios: Alimentación saludable, control de la ingesrta calórica y ejercicio físico,de cesta manera nos estaremos asegurando de llegar a metabolizar esas 1000kcal/día sin poner en peligro la salud.

Pedro Marimón Cladera
Licenciado en Farmacia
Graduado en Nutrición Humana y Dietética
Nªcol: IB00130
Dietista-Nutricionista en MarimonTCuida

BIBLIOGRAFIA:
1. Mathus-Vliegen, L., Toouli, J., Fried, M., Ghafoor Khan, A., Garisch, J., Hunt, R., Fedail, S., Štimac, D., Lemair, T., Krabshuis, J., Kaufmann, P., Roberts, E. and Riccardi, G. (2011). Guías Mundiales de la Organización Mundial de Gastroenterología Obesidad Apéndice 2: Farmacoterapia. [online] pp.1-5. Available at: http://www.worldgastroenterology.org/UserFiles/file/guidelines/obesity-spanish-2012.pdf [Accessed 8 Jun. 2019].

Continuar leyendo
4
  308 Hits
  0 Comentarios
Farmacia Marimón

Sintrom® ¿y ahora que?

Miedo, temor, horror, tener la sensación de estar tomado veneno… Así es como muchas personas se sienten al tomar acenocumarol, más conocido como SINTROM®. No es nada descabellado pensar de esta manera ya que el acenocumarol es usado como veneno para ratas. Pero en nosotros, humanos y alguna que otra rata de dos patas, se usa como tratamiento en prevención del ictus, tromboembolias o trombosis venosas profundas.

Es verdad que en el momento que tu médico de cabecera te dice que vas a tener que tomar esto de por vida te entra un acongoje bastante importante. Y es que ese señor o señora con bata blanca empieza a enumerarte una cantidad enorme de medicamentos y alimentos que provocan alguna interacción sobre este fármaco y te lo repite una y otra vez para que lo memorices a modo de mantra que siempre, siempre, siempre debes de decir que lo estas tomando, no vaya a ser que fastidiemos el invento y nos quedemos con medio cuerpo paralizado por culpa de una trombosis o algo peor.

LA MEDICACIÓN NO DEBE DE INFLUIR EN NUESTRA ALIMENTACIÓN

Y ahora una vez que salimos de nuestra farmacia de confianza con nuestras medicinas pautadas, empieza el fuego real. En un estudio observacional del 2018 presentado por la Fundación Pharmaceutical Care España dice: Del 67% de los pacientes encuestados que afirmaron haber solicitado y obtenido consejo sobre el tratamiento con acenocumarol, sólo el 56% adquirió un grado de conocimiento adecuado y únicamente el 29% demostró conocer los medicamentos y productos de herbolario/dietéticos que debe evitar el paciente anticoagulado. Además, se observó que dicho grado de conocimiento era significativamente mayor en los pacientes que no habían presentado efectos adversos asociados al tratamiento anticoagulante con anterioridad.

En pocas palabras, la población medicada con este fármaco se le ha informado más bien poco de los inconvenientes que pueden surgir. Existe un gran número de ictus, trombosis o hemorragias producidas por interacciones, ya sean farmacológicas o por alimentos que de alguna manera se podría haber evitado.

 

Fármaco

 

Nutriente

 

Efecto en el fármaco

 

Recomendaciones

 

Anticoagulantes orales:
warfarina, acenocumarol

 
 

Aguacate (elevado
contenido en
grasa)

 Disminuye sus
efectos al reducir su
absorción e inducir
su metabolismo
 Evitar la ingestión simultánea de grandes
cantidades de aguacates. Controlar el tiempo de
protrombina de forma periódica
 Crucíferas (p. ej.
coles de Bruselas,
coliflor, repollo,
brócoli, etc) (ricas
en indoles y contenido alto de
vitamina K)
 

Disminuye su
eficacia al inducir su
metabolismo
hepático.

Disminuye su eficacia
al antagonizar el
efecto.

 Evitar la ingestión simultánea de grandes
cantidades de crucíferas (coles de Bruselas,
repollo, brécol, coliflor). Controlar el tiempo de
protrombina de forma periódica.
Ajo en cantidades
altas
Potencia el efecto
anticoagulante ya que
el ajo tiene efecto
antiagregante
Evitar la ingestión en pacientes anticoagulados ya
que puede haber sangrados y hemorragias

Extraido de Anales de la Real Academia Nacional de Farmacia

¿Puedo comer frutas y hortalizas aunque no estén aconsejadas?

Sabiendo ahora que la mayoría de alimentos que influyen negativamente en el tratamiento aumentando el riesgo de sufrir episodios trombóticos son frutas verduras y hortalizas ¿crees que debes evitarlos a toda costa?

La verdad es que debemos hacer todo lo contario. Es bien sabido y respaldado por la comunidad científica, que el consumo variado de frutas verduras y hortalizas ayudan a mantener un mejor peso corporal y mejores niveles de presión arterial. Es decir, factores que disminuyen el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares de entre ellos como el ictus o trombosis. Entonces ¿como lo hacemos? Bueno, como bien sabrás si eres uno/a de los afortunados de estar medicado con acenocumarol, es que debes de acudir periódicamente a tu centro de salud para realizarte la prueba del INR. Esta consiste en resumidas palabras ver si te encuentras anticoagulado o no, o por el contrario estas en riesgo de sufrir una hemorragia. Aquí es donde reside que tu medicación debe de adaptarse a tu alimentación y no lo contrario.

Como he comentado al inicio del anterior párrafo, si tenemos buenos hábitos que nos protegen de sufrir el percance por que nos estamos medicando debemos de seguir haciéndolo y si por el contrario no, pues debemos de introducirlos. Ya se encargaran mediante la prueba del INR de ajustar la medicación necesaria para que mi índice de coagulación se encuentre entre 2 y 3.

CUIDADO CON LOS SUPLEMENTOS DIETÉTICOS

Otro aspecto en el que tenemos que andar con mucho ojo, es en los suplementos dietéticos. Siempre debemos de preguntar si el producto que vamos a consumir es compatible con nuestra medicación. Debemos de fijarnos y asegurarnos si en la composición existe un contenido alto en vitamina k ¡ojo no confundir con el mineral potasio (k)! Como hemos visto con anterioridad presente en vegetales y frutas provocaría que la medicación perdiera efecto aumentando el peligro de producirse trombos.

En conclusión, consume todo tipo de frutas, verduras y hortalizas, son un buen aliado para evitar posibles complicaciones. Si es verdad que puedes evitar en la medida de lo posible consumir los alimentos con mayor contenido en vitamina K y fijarse bien en los suplementos que tomes. Siempre, siempre, siempre debes de acudir a tu centro de salud para realizar la prueba del INR para posibles ajustes de la medicación y si tienes alguna duda no tengas miedo a preguntar a tu médico ¡no muerden!

Pedro Marim.on Cladera
Licenciado en Farmacia
Graduado en Nutrición Humana y Dietética
nºcol: IB00130
Nutricionista en Marimontcuida

BIBLIOGRAFÍA

  1. Gil Ortega, M., Gil Ortega, V., Somoza Hernández, B. and Cano González, z. (2018). Estudio observacional sobre el grado de conocimiento de los pacientes acerca del tratamiento con acenocumarol. Pharm Care Esp, 20(1), pp.27-49.
  2. Madurga Sanz, M. and Sánchez Muniz, F. (2018). Food and drug adverse interactions: types, identification and update. ANALES DE LA REAL ACADEMIA NACIONAL DE FARMACIA, 88(2), pp.216-225.
Continuar leyendo
7
  1239 Hits
  0 Comentarios

logoweb

· Dirección: C/ Trafalgar 25, Palma de Mallorca. 07007 Baleares
· Teléfono: 971 267 660
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

FOOTER Información legal

FOOTER Condiciones

FOOTER Mi cuenta

GENERAL Menú Móvil