4.8
( Sobre 5 )
¿PODEMOS AYUDARTE?

Cuidados del ojo

Comprar productos online para el cuidado de los ojos

El enrojecimiento de los ojos suele deberse a la presencia de vasos sanguíneos hinchados y dilatados. Esto provoca que la superficie ocular luzca roja o inyectada en sangre.

Las causas más comunes de los ojos rojos son:

  • Resequedad del ojo
  • Demasiada exposición al sol
  • Polvo u otras partículas en el ojo
  • Alergias
  • Infección
  • Lesiones oculares

La inflamación o infecciones del ojo pueden causar enrojecimiento, al igual que picazón, secreción, dolor o problemas de la visión que pueden deberse a:

  • Blefaritis: inflamación a lo largo del borde parpebral. 
  • Conjuntivitis: inflamación o infección del tejido transparente que recubre los párpados y cubre la superficie del ojo (la conjuntiva). Esta afección a menudo se le llama "conjuntivitis aguda".
  • Úlceras corneales: úlceras en la córnea casi siempre causadas por una infección bacteriana o viral seria.
  • Uveítis: inflamación de la úvea, que abarca el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. La causa casi siempre se desconoce. Puede estar relacionada con un trastorno autoinmunitario, una infección o una exposición a toxinas. Este tipo de uveítis que causa el peor enrojecimiento del ojo se denomina iritis, en el cual sólo el iris está inflamado.

Otras causas que pueden ser desencadenantes del enrojecimiento del ojo son::

  • Resfriados o alergias.
  • Glaucoma agudo: incremento súbito en la presión ocular, resulta extremadamente doloroso y causa problemas visuales graves. Ésta se considera una urgencia médica. La forma más común del glaucoma es crónica y gradual.
  • Abrasiones corneales: lesiones causadas por la arena, el polvo o el uso excesivo de lentes de contacto.

Algunas veces puede aparecer una mancha roja y brillante en la esclerótica del ojo, llamada hemorragia subconjuntival. Esta mancha aparece a menudo tras hacer un esfuerzo o toser, con la consiguiente rotura de un vaso sanguíneo en la superficie del ojo. Normalmente, no hay dolor y  la visión es normal y casi nunca es un problema grave. Debido a que la sangre se filtra hacia la conjuntiva, esa sangre no puede ser limpiada. Como un hematoma, la mancha roja desaparecerá en una o dos semanas.

Cuidados en el hogar

Debemos de descansar los ojos si el enrojecimiento se debe a fatiga o tensión ocular. No se requiere ningún otro tratamiento.

Si tiene dolor ocular o un problema de visión, llame al oftalmólogo de inmediato.

Producto añadido a mi lista de favoritos